Para adaptarse a las condiciones en aguas abiertas mucho más rápido es importante practicar una serie de técnicas en la piscina:

1. Respiración bilateral: Durante un entrenamiento o una prueba en aguas abiertas no siempre podrás respirar por el lado que te resulte más cómodo. Podrías tener el viento y el oleaje en contra, y además los puntos de referencia podrían encontrarse en el otro lado, por lo que necesitarás poder girar la cabeza a cualquiera de los lados cuando sea necesario.

2. Mirar hacia delante 2 o 3 veces por largo en la piscina: Visualizar qué miras antes de levantar la cabeza te ayudará a localizar los puntos de referencia inmediatamente, manteniendo el ritmo y el equilibrio al hacerlo.

3. Nadar repeticiones de 25m con los ojos cerrados para comprobar la capacidad de nadar en línea recta cuando no se dispone de nada que te sirva de guía. Nada lentamente en caso de que te choques con la corchera y espera hasta que dispongas de una calle para ti solo. Cuenta las brazadas y abre los ojos para calcular los metros que te quedan para llegar a la pared. Esto te enseñará a nadar en línea recta sin tener una línea de referencia en el fondo.

Obtén tu curso de tecnificación de natación personalizado

El entrenador utilizará tu información para diseñar tu curso y el programa de entrenamiento que mejor se ajuste a tus características personales y objetivos.

Aprende más sobre técnica de natación en nuestro.

BLOG DE NATACIÓN

Sponsors

PARTNERS

Zoggs
Head
Chano Jiménez
Viernes17.es