El crol es el estilo más rápido en natación, y mantener el cuerpo en una posición hidrodinámica hace que la fuerza aplicada por todo el cuerpo sea más eficaz , lo que favorece positivamente a la velocidad. Veamos 5 puntos importantes que te ayudarán a nadar más rápido:

 

 image

1.- Posición de la cabeza: la posición de la cabeza influye en la posición de todo el cuerpo. Una cabeza demasiado elevada mirando hacia delante hará que tu tronco, tus caderas y tus piernas se hundan, aumentando la resistencia y el esfuerzo necesario para mantenerte en la superficie. Mirar hacia abajo mantendrá todo tu cuerpo en la superficie y la resistencia será menor.

2.- Posición del cuerpo: gira el cuerpo sobre el eje longitudinal de manera que los hombros y las caderas permanezcan en línea mientras el cuerpo gira de un lado al otro lado. Nadar de lado hará que te deslices más fácilmente.

3.- Nada más alto: alinea el cuerpo y mantenlo «largo» con los brazos extendidos más tiempo delante de la cabeza para desplazarte más lejos con cada brazada, conseguirás ir mucho más rápido con la misma cantidad de energía.

4.- Disminuye la resistencia: lo que normalmente se piensa para llegar al otro lado de la piscina más rápido es empujar más fuerte con brazos y piernas moviéndote más rápido, pero esto tiene un importante coste de energía. ¿Alguna vez has pensado en reducir la resistencia al avance? Es algo que puede hacerse sin ningún coste de energía simplemente manteniendo tu cuerpo de lado y alargado durante más tiempo.

5.- Ahorra energía: no se trata de lo rápido que te muevas, sino de lo fácilmente que puedes moverte a esa velocidad para mantenerla durante más tiempo, mantente relajado.