Preparate para nadar en aguas abiertas

Preparate para nadar en aguas abiertas
Técnica de natación

La natación en aguas abiertas es un deporte saludable, fascinante y a su vez un desafío para aquellos que buscan retos de larga distancia.

Es un deporte que puede practicarse a cualquier edad, como Diana Nyad, estadounidense de 67 años que cruzo a nado de Cuba a Florida en 2013, nada más y nada menos que 166km, o el joven Tom Gregory de 11 años que cruzó el Canal de la Mancha en 1988 siendo el nadador más joven en llevar a cabo esta travesía.

nadar en aguas abiertas

 

Actualmente su auge es tal que cada vez podemos ver cada vez más gente nadando en nuestras costas. Muchos de estos nadadores simplemente quieren relajarse y sentir el placer y la libertad de nadar en el mar, mientras que otros quieren nadar distancias más largas o incluso participar en competiciones, cuyo número está aumentando cada año de manera que hay pruebas de este tipo prácticamente todos los fines de semana durante la temporada de verano.

El principal aspecto a tener en cuenta a la hora de decidirse a nadar en el mar es la seguridad. Hasta los nadadores con más experiencia en aguas abiertas temen las corrientes, las olas y las medusas, incluso puedes llevarte un buen susto cuando un simple trozo de plástico te toca el pié. Por lo que antes de decidirte a dar el salto a nadar en aguas abiertas tienes que estar preparado. Estos consejos te ayudarán:

1. Nunca nades solo: En cualquier momento puedes desorientarte, sufrir un tirón o un mareo por el movimiento del las olas, por lo que para mayor seguridad nada siempre con un amigo o con un grupo de compañeros de entrenamiento. Si eres principiante incluso puedes inscribirte en alguna travesía de tu nivel en la que siempre habrá socorristas, piraguas y embarcaciones que te apoyarán si te ves en dificultades con solo levantar la mano.

2. Reconocimiento de la zona: ya sea una playa, un lago o un río el lugar en que vayas a nadar conocer el emplazamiento es fundamental. Estudiar dónde están las zonas balizadas de nado, las zonas de corrientes, las mareas e incluso la profundidad nos ayudara a sentirnos más cómodos. Si tienes alguna duda consulta a los socorristas, ellos conocen mejor que nadie el entorno y te aconsejarán lo mejor posible.

3. Previsión meteorológica: Podemos evitar una situación no deseada simplemente consultando las condiciones meteorológicas tanto del tiempo como del mar en la zona en la que vayamos a nadar. Existen numerosas páginas web en las que podemos encontrar los horarios de las mareas, el tamaño de las olas y su dirección así como la fuerza y la dirección del viento. Estudiar estos datos con uno o dos de días de antelación nos ayudará a tomar la decisión de salir a nadar al mar o entrenar en la piscina.

4. Puntos de referencia: Elige los puntos de referencia que tendrás en cuenta durante tu travesía antes de entrar al agua. Elige objetos inmóviles, como árboles, boyas o edificios. Aprender a nadar recto y orientándote correctamente es fundamental ya que nadar fuera de la dirección deseada aumenta el gasto de energía, el tiempo y acentúa la preocupación y la intranquilidad. Tienes que asumir que en ocasiones es difícil ver el objeto que buscas debido a las olas u otros nadadores, si esto te preocupa nada a braza durante unos segundos hasta que vuelvas a orientarte y a sentirte tranquilo.

5. Materiales: Escoge tu equipo detenidamente, estarás mucho más cómodo:

  • Gafas de natación: Utiliza unas gafas que sean cómodas y en las que no te entre agua. Las hay graduadas o puedes llevar lentillas si tienes algún problema de visión. Puedes encontrar gafas de diferentes cristales, claros o de color naranja para días nublados, con cristales oscuros o de espejo para días soleados y polarizadas con protección total frente a los rayos UVA con una nitidez y contraste superiores. La mayor parte de ellas tienen sistema anti-vaho, aunque con el contraste de temperatura podrían empañarse. Un espray anti-vaho solucionará este problema.

 

  • total immersion open water swim2Gorro: Utiliza un gorro de color visible para que otros nadadores, socorristas y embarcaciones puedan verte. También te protegerán del sol y del frío. Existen gorros de neopreno para utilizar cuando las temperaturas son más bajas.

 

  • Neopreno: El neopreno mantendrá tu temperatura corporal, recuerda que puedes sufrir hipotermia con agua a más de 20ºC por lo que si tienes tendencia a pasar frío el uso del neopreno es recomendable. También te dará flotabilidad, por lo que nadarás más rápido. El neopreno debe quedar ajustado pero si te oprime demasiado puede dificultar tu respiración y aumentar tu ansiedad. Los hay de diferentes tipos y modelos por lo que elige el que mejor se adapta a tus necesidades. El uso de vaselina en cuello y axilas evitará las rozaduras que puede provocar el neopreno.

 

  • Boya de seguridad: Es una boya que va atada a la cintura del nadador y tiene 3 funciones importantes: te hará visible frente a otros nadadores, socorristas y embarcaciones, te ayudarán a flotar cuando necesites descansar o sufras algún contratiempo, y puedes llevar tus cosas dentro como la toalla, las llaves del coche o incluso el móvil por si sufres algún percance.

 

6. Relájate: Uno de los aspectos que más importantes para sentirse relajado en el agua es la respiración. Controlar la respiración y aprender a respirar por ambos lados te ayudará mucho en las diferentes condiciones en las que te puedes encontrar. Mantener la calma en las salidas de las competiciones de aguas abiertas y en los giros es crucial ya que normalmente suelen ser muy numerosas y puedes recibir algún golpe. Si notas que tu respiración se está agitando nada a braza, comprueba que nadas en la dirección correcta y respira profundamente hasta que recuperes la calma y puedas volver a nadar con tranquilidad.

Como hemos podido ver nadar en aguas abiertas es algo más que simplemente entrar al agua y empezar a nadar. Tenemos que tener en cuenta que la natación es un deporte de técnica y en muchas ocasiones a pesar de un duro entrenamiento no se consiguen los resultados esperados. Tanto si estás empezando en este deporte como si quieres prepararte para una competición realizar un curso con un profesional puede ayudarte a conseguir tus objetivos.

En Total Immersion Swimming llevamos varios años impartiendo cursos de técnica de natación en piscina y campus en aguas abiertas dirigidos tanto a iniciados como a nadadores que quieran nadar largas distancias y a aquellos que participan en travesías o triatlones. Una de las partes fundamentales de nuestros cursos son las grabaciones en video desde varios ángulos y subacuáticas, ya que con su posterior análisis biomecánico el proceso de aprendizaje es mucho más rápido. En Total Immersion Swimming enseñamos técnica específica de natación y las habilidades necesarias para nadar con seguridad, comodidad y confianza en aguas abiertas.

Para más información sobre nuestra metodología y nuestros cursos ponte en contacto con nosotros. Te ayudaremos a conseguir tus objetivos.

Joseba Cercas: www.theswimet.com | info@theswimet.com | 630059153

 

curso aguas abiertas total immerison

 

facebook
youtube
instagram

¿Qué estás buscando?