natacion agarre

Una de las cosas más importantes que hacen los nadadores de élite es agarrar el agua.

Muchos entrenadores llaman a esto sentir el agua, pero en el agarre intervienen más factores que la sensación. Esta habilidad tan imprescindible es excepcional porque solamente unas pocas personas tienen esa sensación de manera innata.

Convencionalmente la fase de tracción se ha dividido en 4 fases: entrada, agarre, tirón y empuje. Como quiera que le llames, cuando presiones con tu brazo hacia atrás pueden ocurrir 2 cosas:
a) Patinas, es decir, mueves demasiado el agua pero mueves poco tu cuerpo hacia delante.
b) Mantienes el agua en su lugar mientras desplazas tu cuerpo hacia delante.

La primera de ellas sucede el 99% de las veces, y te garantiza que cuando quieras ir más rápido lo harás más fuerte. La segunda es excepcional, y requiere una posición del cuerpo muy estable, además de sentir el agua y aplicar la presión en la dirección correcta y con precisión.

Estas cinco habilidades te ayudarán a que esto ocurra:

1. Agarra el agua: para avanzar hacia delante tanto como sea posible debes agarrar el volumen de agua más grande posible detrás de mano y de tu antebrazo. Haciendo una entrada correcta llegarás hasta esta posición.

2. Mantén tu lugar: Aguanta el instinto de empujar hacia atrás. Trata de mantener tu mano quieta hasta que tu cuerpo se mueva hacia delante. Esto, además de evitar que la mano patine mantendrá tus músculos más relajados. Cuando empujas hacia atrás los músculos del brazo hacen todo el trabajo; cuando mantienes tu lugar, los músculos del core se encargan de propulsarte.

3. Presiona directamente hacia atrás: Presionar recto hacia atrás aumenta la propulsión. Presionar en cualquier otra dirección es desperdiciar energía, y a menudo modifica negativamente la posición del cuerpo. Necesitas una posición equilibrada y estable para mantener una presión firme hacia atrás.

4. Da la brazada con precisión: Dar la brazada con energía crea más burbujas y turbulencias que propulsión, y también provoca lesiones de hombro en muchas ocasiones. Da la brazada de una manera firme, de esta forma el manguito rotador trabajará mejor y evitarás la sobrecarga.

5. Minimiza la resistencia: Para crear propulsión tus músculos deben generar más fuerza que la resistencia del agua. Generar fuerza muscular tiene un coste, reducir la resistencia no.

Realizar estos 5 puntos de una manera correcta te garantiza que avanzarás hacia delante tanto como tus brazos empujen hacia atrás con la mínima demanda de energía en tus músculos.

 

No te pierdas el siguiente artículo: “Cómo agarrar el agua”.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...